Fundraising católico por correo postal.

Hoy quiero compartir con vosotros un ejemplo claro de como se puede realizar una campaña de fundraising por correo postal. 

He recibido una carta con un misterioso mensaje en el frente del sobre: ¿Quién nos protege? 

 

Esto es lo que los americanos llaman “teaser” y se incluye en los sobres para llamar la atención del receptor. Teniendo en cuenta la gran cantidad de publicidad que nos encontramos en nuestros buzones, es recomendable utilizar esta técnica para captar la atención de nuestro destinatario.

Una vez abierto el sobre me encuentro con:

  • Un sobre respuesta (con franqueo pagado en destino). Un item FUNDAMENTAL para el éxito de la campaña. (Si no das al potencial donante todas las facilidades para responder a tu carta, luego no te quejes de los malos resultados)
  • Una estampa de San José. Este elemento responde a la técnica anterior y busca, por un lado, llamar la atención pero, por otro, ofrecer algo tangible al potencial donante: una estampa para rezar. (podría ser un calendario, un DVD, una foto, etc)
  • Obviamente la carta, personalizada, y donde me explican: las necesidades, porqué es importante qué colabore y me dicen claramente lo que quieren de mi: qué haga una donación mensual de 12€.
  • La carta lleva añadido el cupón respuesta la otra pieza, junto con el sobre del primer punto, indispensables en este tipo de campañas. Y, para rematar un trabajo bien hecho, el cupón respuesta viene ya personalizado y completado con mis datos. De modo que lo único que debo hacer es hacer un par de cruces, meterlo en el sobre y enviarlo.

Enhorabuena a los hermanos de Regnum Christi por esta campaña.

Paz y Bien!

 

Gabriel López Santamaría

[et_bloom_inline optin_id=optin_1]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *